¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Publicaciones y Prensa

La alergia al polen en primavera

El Martes, 14 Mayo 2019. Enviado a Noticias

PARIETARIA, GRAMÍNEAS Y OLIVO



Durante la floración los granos de polen se trasladan al aire pudiendo provocar, al respirarlo, síntomas como rinitis, conjuntivitis, asma… en personas alérgicas. Ahora es el turno de la parietaria, gramíneas y olivo. Según la Xarxa Aerobiológica de Catalunya se registran niveles altos de polen de parietaria en la ciudad de Barcelona.

La parietaria es una hierba perenne que provoca problemas alérgicos en el área Mediterránea. La Parietaria Judaica es la más extendida. Son platas rastreras, menos de 50 cm de altura, y pelosas, aunque sin pelos urticantes. Su floración abarca desde febrero hasta noviembre, aunque la mayor producción de polen son en los meses de abril, mayo y junio.


Las gramíneas, también producen su polen en estos meses. Debido a la gran diversidad de especies, su polinización abarca de finales de invierno hasta finales de verano. No obstante, los mayores registros de estos pólenes son en los meses de abril a junio.
Según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) las enfermedades alérgicas por pólenes afectan en nuestro país a más de ocho millones de personas, siete de los cuales son alérgicos a gramíneas seguidos en orden decreciente por alergia al olivo, arizónica, plátano de sombra, salsola y parietaria.

La emisión de partículas contaminantes procedentes de las calefacciones y de los motores diésel altera la estructura del polen haciendo que este genere proteínas de estrés como mecanismo de defensa y aumentando su capacidad de inducir una respuesta alérgica en personas susceptibles.

Los colectores de polen recogen muestras del polen que hay en el aire. Los expertos realizan un recuento identificando cada tipo de polen y los resultados se pueden visualizar en la página web. De esta manera estamos informados de qué polen y su cantidad, tenemos en el aire que respiramos en cada zona.

Descarga PDF

Download

Comparte este contenido

Bookmark and Share